KAWASAKI NINJA 400 “Acertada Renovación”

Después del éxito de la Ninja 300, una pequeña deportiva cargada del ADN Racing de la firma verde, encontramos esta evolución, mejorada e inspirada en la suprema H2

Lo primero que llama la atención en la nueva Ninja 400 es su parecido con la Ninja H2, con el afilado y estilizado colín, además de la presencia de alerones frontales, mismos que surgen por debajo del grupo óptico.

Es toda una declaración de intenciones. Sin embargo, al subirte lo primero que percibes es su ligereza. Los 170 kilogramos verificados en orden de marcha dan la sensación de que son incluso menos, sobre todo una vez que te pones en movimiento.

NOVEDAD TOTAL

El motor es nuevo, con 100 cc más y anuncia una potencia de 45 HP (6 más que la Ninja 300). Sin embargo, es más ligero y en tamaño se asemeja al de la Ninja 250. A bajo régimen funciona de manera similar al “trescientos”, pero con algo más de par, un poco más de empuje y mejor aceleración.

Está claro que no tiene la “pegada” de los bicilíndricos de 650 cc, pero ofrece la potencia suficiente para que no te aburras. Que no te quepa duda que los ingenieros de Kawasaki podrían haber sacado más caballos a este motor, por algo es la preferida de muchos equipos en el mundial de SSP 300. Donde su potencia (no oficial) ronda los 60 HP. Incluso en dicho campeonato ha sufrido algunas limitaciones para estar a la par de las otras monturas.

En la versión de calle encontramos una moto agradable y fácil de llevar a bajas revoluciones, divertida a partir de las siete mil revoluciones, donde se desata su lado más deportivo. Un cambio bien escalonado, suave y preciso, acompañado de un embrague con un accionamiento delicado, te permite sacar las máximas prestaciones del «pequeño» bicilíndrico.

Una nueva caja de admisión de aire sobredimensionada con tiro directo a las cámaras de combustión, junto con el aumento de cilindrada, son los responsables del incremento de prestaciones, aunque también se deja notar el cumplimiento de la norma EuroIV y le resta algo de alegría en la zona alta del tacómetro.

POR LA NOTA

A sus mandos es cómoda y natural, con semimanillares por encima de la tija, posapies ligeramente retrasados y asiento a 785 mm del suelo. No es una posición muy radical, aunque si de verdad quieres usarla para competición se podrían hacer algunos cambios. El chasís hace uso de una estructura multitubular de acero con el motor utilizado como parte del mismo, estudiado al máximo para reducir el peso y conseguir la rigidez necesaria para obtener un comportamiento óptimo.

Los frenos también reportan mejoras, esta Ninja equipa disco delantero de 310 mm mordido por pinza de dos pistones paralelos, equipamiento que se muestra más que suficiente para ofrecer una frenada dosificable y segura.

Además, el ABS de última generación desarrollado por Nissin funciona como debe (nuestro mercado ofrece versión con y sin ABS) y no resulta ser muy intrusivo. Con respecto a las suspensiones, las barras de la horquilla incrementaron su diámetro pasando de 37 a 41 mm.

El doble faro de LED integrado en el frontal del carenado, en conjunto con los alerones bajo él, un colín trasero afilado y a la decoración KRT Edition (Kawasaki Racing Team), hacen que se parezca mucho a la ZX-10R, aunque también está disponible en otras combinaciones. El cuadro de instrumentos lo comparte con la Ninja 650 y posee un diseño atractivo y eficiente.

Hasta estacionada llama la atención, sobre todo de pilotos jóvenes, de los que buscan hacerse de una motocicleta no tan grande pero con propiedades deportivas, incluso para rodar en circuito, uno de sus ambientes naturales.

PRÁCTICA

En ciudad se desenvuelve de buena manera. Es ligera, ágil, manejable y permite circular entre el tránsito con soltura, aunque también es cierto que el ancho de los espejos retrovisores a veces resulta excesivo al movernos por espacios estrechos. Además, incluye aspectos prácticos como ganchos en la parte trasera para transportar bultos no muy grandes y un hueco bajo el asiento del pasajero para objetos pequeños, algo que se agradece. Su precio arranca en los 129,990 y hasta los 148,990 pesos.

Queda claro que esta nueva moto es una Ninja en su más pura esencia y como buena deportiva de Kawasaki, posee un lado muy guerrero que encontramos al exprimir su motor, ¿Te animas a compartir camino con ella?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.