MV Agusta Brutale by Deus Ex Machina

Después de la presentación de la MV Agusta de Zagato y la gran cantidad de críticas que recibió, la Ago TT viene a calmar a aquellos que pensaron que en Varese habían perdido el rumbo. Y es que a pesar de que sobre gustos no hay nada escrito, las reacciones de muchos amantes de las dos ruedas no fueron tan favorables.

La Ago TT recupera el estilo de los años 70 de las motos de competición (con un toque a SBK al ir desnuda) rindiendo homenaje a Giacomo Agostini y sus 10 victorias logradas en el trazado de la Isla de Man. En un primer vistazo destaca por encima de todo un depósito inusual, estirado y de formas negativas; con enormes surcos creados a mano para hacer sitio a las rodillas del piloto. Decía el propio Michael que ha sido el depósito más complicado que ha construido jamás al estar formado por siete piezas distintas de aluminio. De hecho, tuvo que tirar a la basura la primera versión. Y es que a pesar de su apariencia recta y lineal, la Ago TT luce sublime gracias a las curvas que recorren el conjunto hasta llegar al sistema de escape, un silencioso 3-2 también artesanal montado a partir de 30 pequeños cortes para dar con la curva perfecta.

La atención al detalle es insultante como podemos ver en las juntas del tacómetro Scitsu, donde aparecen pequeñas piezas de cuero. El sistema de frenos lo firma Beringer sin perforaciones en el disco para dar un semblante más retro, porta suspensión trasera Öhlins y unos slicks de Pirelli, puesto que esta moto carece de iluminación sólo puede correrse en circuitos. Es así como Ago TT se materializa para darle un nuevo sentido a MV Agusta en manos de un preparados en este caso los californianos de Deus Ex Machina nos entregan una pieza de colección y destinada a devorar kilómetros en trazados específicos.

 {gallery}MV Agusta Brutale by Deus Ex Machina{/gallery}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.